viernes, 22 de abril de 2011

Los toros en Bogotá ("La Bomba")

Pietro Cantini, arquitecto italiano
(tomado de: www.colarte.com)

El arquitecto florentino Pietro Cantini había llegado a Bogotá al iniciarse la penúltima década del siglo XIX. Participó en una de las fases de construcción del Capitolio Nacional (1882-1885); fue el arquitecto del Teatro Nacional, hoy Teatro Colón (1885-1892); diseñó el templete del Libertador (1883); diseñó y construyó el hospital de San José (1904-1925), el segundo que tuvo la ciudad. Cantini se quedó en tierras colombianas, para morir en la población de Suesca, Cundinamarca, el 22 de enero de 1929. Sus restos reposan en el cementerio de la población, en un mausoleo diseñado por él. http://www.colarte.com/recuentos/Arquitectos/CantiniPietro/recuento.htm?nomartista=Pietro+Domenico+Antonio+Francesco++Cantini&idartista=19816.

Cantini construyó en 1890 la primera plaza de toros que tuvo la capital colombiana, ubicada en la carrera 15 con calle 10, lugar conocido como “La Bomba”, esquina suroccidental de la plaza de Los Mártires. “La Bomba”, levantada en madera, presenció la primera corrida de toreros profesionales vestidos con trajes de luces, encabezada por Ramón González, Clown (de quien no encontré información en el tomo III de Los toros, de José María de Cossío).

Ilustración sin referencia
(tomada de:www.sabiosdel toreo.com)
Desde la plaza de “La Bomba” y hasta la construcción de la plaza de toros de Santamaría (iniciada en 1928 e inaugurada en 1931), Bogotá tuvo 18 plazas de toros en esta época, llamada por Camilo Pardo Umaña (K-Milo) como “Época Centenarista” (1890-1930). Ninguna de ellas tuvo forma circular: las hubo cuadradas, ochavadas u ovaladas. Del listado hecho por K-Milo en su libro Los toros en Bogotá (Bogotá, Editorial Kelly, 1946), destaco la que juzgo más relevante.

La “Plaza España”, ubicada en la calle 11 entre carreras 16 y 17, “bien construida y de categoría” fue inaugurada en 1905 por Lorenzo Martín y Pastor, Martinito, de quien escribe don José María de Cossío (Los toros, tomo III, Madrid, Espasa-Calpe, 1960, ps. 555-556): “Matador de novillos nacido en Rubielos de Mora (Teruel) el 14 de noviembre de 1878. (…) Después de torear y aprender bastante por tierras de Aragón y Cataluña, llevar a cabo varias excursiones al Brasil, Chile, Perú, Bolivia, Colombia y Panamá, (…), hizo su presentación en Madrid el 1 de noviembre de 1908. (…) Martinito sufrió varios percances de importancia: (…); el 16 de julio de 1907, Cóndor, toro de don Benjamín Treviño, le dio una cornada en la región glútea de nueve centímetros de profundidad y siete de extensión al rematar un quite en Bogotá (Colombia)”.

Además de "La Bomba" y la "Plaza España", K-Milo menciona otras de menor trascendencia como “La Favorita”, en la calle 17 con carrera 13, que servía de distracción dominical y contaba con puestos de comida (los populares “piqueteaderos”); “La Magdalena”, en auge entre 1912 y 1915; el “Circo de Variedades”, ubicado en la calle 24, vigente en 1911; el “Circo Teatro Apolo”, en la calle 13 entre carreras 16 y 17, activo en 1915.

Mención aparte merecen los cuatro circos de toros de San Diego, levantados en el desaparecido parque, entre 1905 y 1922. A estas plazas dedicaremos nuestra siguiente entrada.

No hay comentarios: