viernes, 30 de diciembre de 2011

Fandiño en Cali: grata sorpresa


El jueves 29 de diciembre de 2011 hubo dos festejos en la plaza de Cañaveralejo en Cali. A las tres, bajo un sol agobiante, que obligaba al abanico constante, la pobre corrida de Ambaló, de la familia del presidente de la fundación que maneja la plaza, de apellido Estela. Y en la noche, a las ocho, el festival en honor de la virgen de la Maracena, con toros de Las Ventas del Espíritu Santo, de César Rincón.

Pepe Manrique alargando
el brazo (DRRG)
En la tarde, poco más de media plaza, lo que permitió bajar hasta la fila 5 del tendido uno. Pepe Manrique, en un bello traje berenjena y azabache, algo más que nada pudo hacer con su primero, que se colaba con peligro por el pitón derecho y se revolvía muy pronto por el izquierdo. Estuvo decoroso el bogotano, pero el público no lo vio así y lo trató con rudeza luego de una estocada contraria y dos descabellos. El otro de su lote, “Acólito”, de 548 K, se recostaba por el izquierdo y al comienzo de la labor de muleta lo alcanzó y lo derribó, dándole una paliza en el suelo que lo tiene en el hospital.

Ramsés debió matar a “Acólito”, tras torear a “Coqueto”, el segundo de la tarde, de 474 K. Nos dio gusto con una verónica lenta y luego con tres chicuelinas en el quite. Fueron técnicos los pares de Jaime Devia y Raúl Morales, por lo que debieron saludar al público montera en mano. Con la muleta dio un derechazo fino y luego otros dos, además de un par de naturales con clase. Cuando encuentra el sitio, Ramsés es elegante y puro. Sin embargo, con este “Coqueto” se pasó de faena, dejó un pinchazo hondo y luego una estocada entera y algo caída.

Ramsés prepara el derechazo (DRRG)
El quinto fue el que desencadenó la bronca en los tendidos. “Cantinero” (488 K) era un toro serio de presencia, pero mansote de comportamiento. Recibió una vara trasera y fuerte, para que en la muleta el toro simplemente se fuera del engaño y Ramsés tuviera que cazarlo tres veces para matarlo. “¡Ya no más Estela!”, se escuchó en los tendidos mientras se pitaba al toro en el arrastre.

La autoridad de Iván Fandiño (DRRG)
Fandiño y su cuadrilla (DRRG)
Salvó la tarde la presentación de Iván Fandiño, a quien no habíamos visto en Colombia, que yo recuerde. “Tolerante” (464 K, negro, listón, ensillado y cornidelantero) permitió un quite interesante por tafalleras luego de una vara breve y en buen sitio de Luis Carlos Pedroza. La faena comenzó por alto, prosiguió con un derechazo muy mandón, de esos que dan ganas de volver a ver. Buscó Fandiño los terrenos adecuados para el toro en los medios y nos gustaron otros tres derechazos serios y un natural solemne. “Tolerante” hizo cosas buenas en el ruedo, aunque rebrincaba mucho al momento del encuentro. Alegró el cierre de la faena el de Orduña con dos manoletinas bien concebidas y ejecutadas, para matar de estoconazo y recibir una oreja merecida.

El último de la corrida fue “Nobel” (negro cornidelantero de 470 K). Con él vimos a Chiricuto en un segundo par de regocijo, que lo obligó a desmonterarse. Demostró dominio Fandiño con este toro que calamocheaba con ganas. Fue una faena con una mano derecha que confirmó el mando percibido en su primera presentación. Dejó media estocada y luego despachó a “Nobel” de una entera en todo lo alto, quizás un poco trasera. Saludó desde el tercio.
***
La Macarena en andas de los toreros (DRRG)
Bonito el festival nocturno: los faroles en el graderío, la procesión de la virgen Macarena en andas de los toreros vestidos en traje de faena y el “Ave María” cantado en vivo. Algunos toros interesantes del encierro del maestro Rincón, en particular -por paradójico que parezca- el de reserva, ¡de 392 K! (“Privilegiado”, No. 721), lidiado por Ramiro Cadena, ante la devolución del primero del encierro por problemas en sus cuartos traseros. Templadito llevó Cadena a este torito con celo y recorrido, al que le faltó humillar. Recibió una oreja y “Privilegiado” la vuelta al ruedo.

También tuvo interés “Tejedor” (448 K), un negro cornicorto que fue noble y pronto, arrancándose de largo a la muleta de Luis Bolívar. La bonita faena del colombiano nacido en Panamá se vio frustrada por una estocada atravesada, que no fue tan grave como para evitar el saludo desde el tercio. “Tejedor” fue aplaudido en el arrastre.

Lo de David Mora, para olvidar. En cambio, se quedó en la mente “Atractivo”, un castaño careto de 462 K que peleó bien en varas y que siempre estuvo por encima del torero, falto de mando y a veces toreando con el pico de la muleta.

Daniel Luque tuvo claridad para entender que “Tequila” (negro listón, meano y cornidelantero) requería una faena a media altura. Le dio una tanda emocionante por derechazos, pues el toro transmitía con clase a los tendidos. Tuvo problemas al matar: pinchazo hondo; entera trasera; y tres descabellos. Los espectadores aplaudieron al toro y obligaron a saludar al torero.

Los dos últimos del encierro bajaron la temperatura taurina, y hay que decir que los dos matadores los ayudaron en ello. “Mestizo” (440 K) tuvo una embestida común y corriente, para un toreo común y corriente de José Fernando Alzate, que lo mató bien tras un levantón producto del exceso de confianza. Cerró Juan Solanilla, que estuvo decoroso en la lidia y otra vez fatal con la espada, atravesando a “Barquito” (440 K) y luego dándole no sé cuantos descabellos. A trabajar con la espada, apreciado Solanilla. 


2 comentarios:

Diego Cervera Garcia dijo...

Sr Juan Carlos:
Lo primero, feliz año nuevo.
Realmente no me sorprende que Fandiño haya pegado otro golpe de autoridad en Cali, esto no deja de ser la continuidad de la temporada del 2.011 en España dado a que es un torero que ahora se encuentra con mucha ambición y en un momento donde todo lo tiene claro.
Un saludo.

Juan Carlos Muñoz-Collazos dijo...

Gracias, don Diego, por leer a este eterno aprendiz de aficionado. Feliz año nuevo para usted y un saludo respetuoso desde Colombia.