viernes, 13 de enero de 2012

La última y la primera



Vinimos en la noche del primero de enero de 2012 a ver la así llamada “Corrida del toro” en Cali. En realidad, un encierro de la ganadería Puerta de Hierro, para seis matadores: José Ignacio Uceda Leal, Miguel Abellán, Paco Perlaza, Iván Fandiño, Arturo Saldívar y Santiago Naranjo. La última de la temporada en Cali y la primera del año, que no fue gran cosa, dado el comportamiento general del encierro.

El mejor fue el primero, “Taconero” (negro cornidelantero de 504 K).  Uceda le dio tres verónicas bien ejecutadas, para rematar con la media, y en el quite otras dos bastante lentas. El toro fue al principio fijo y pronto en la muleta, lo que permitió dos tandas ligadas por derecha. Por izquierda, en cambio, estuvo trompicado. “Taconero” buscó las tablas y el matador le regaló esos terrenos, para dejar una estocada trasera. Recibió una oreja.

Miguel Abellán recibió a “Honrado” (un castaño capirote de 472 K) con cinco largas cambiadas y una verónica. En el quite, nos brindó tres chicuelinas rematadas por una serpentina. El toro tuvo mucho sentido por el pitón izquierdo, mirando el cuerpo del matador, quien fue el verdaderamente honrado en el ruedo. Abellán tuvo mando por derechazos, en dos tandas elegantes y sinceras. Alegró con dos molinetes de rodillas, cosa que fascina a los tendidos en Cali. Pinchó sin soltar y luego dejó una entera en buen sitio, para recibir una oreja.

Poco pudo hacer Paco Perlaza con “Estudiante”, de 500 K, distraído y manso a más no poder. Raúl Morales tuvo que ponerle banderillas de adentro a afuera, pues el toro nunca salió de las tablas. Tras poco menos que una media perpendicular, entró y dejó un pinchazo; después, tres cuartos de espada. Oyó un aviso y el silencio del público. El toro recibió pitos en el arrastre.

Iván Fandiño confirmó la autoridad que tiene su toreo con “Pensamiento” (508 K, negro cornidelantero, meano y axiblanco). Con el capote dejó cuatro verónicas y dos medias muy serias. Luego de la breve vara trasera de Clovis Velásquez, hizo un quite por chicuelinas del que se destaca la segunda, por lo ceñida. Inició la muleta con tres ayudados por alto y un derechazo mandón. Luego, se dejó venir con dos tandas por derecha sin enmendar y más tarde dos naturales hondísimos. “Pensamiento” supo que estaba dominado y quiso irse hacia tablas. De no haber sido por los fallos con la espada (pinchazo soltando, perdiendo el engaño; pinchazo hondo; media tendida y trasera), Fandiño habría recibido las orejas. En cambio, saludó desde el tercio luego de que el toro fuera despedido con pitos.

Arturo Saldívar sigue sin suerte en Colombia. “Buenavida” (468 K) rebrincó en varas y fue siempre distraído, además de mostrar peligro por el pitón izquierdo. El mexicano mostró aguante por derecha e inteligencia con el pitón izquierdo. Luego de tres bernadinas, dejó una media sin muerte, que el mismo matador retiró con un gesto elegante: ejecutó la suerte para retirar la espada. Después, dejó una entera. Saludó desde el tercio y el toro fue pitado.

“Emperador” (526 K, un negro cornidelantero con presencia) fue el último de la feria taurina de Cali. En el capote de Santiago Naranjo se comportó como casi todos los del encierro de Puerta de Hierro: salió suelto de las tres verónicas del joven matador colombiano, distrayéndose. Sin embargo, las varas de Luis Carlos Pedroza y Cayetano Romero fueron bien recibidas y el toro se puso serio, para permitir una interesante faena en los medios, de la que se destacan cinco derechazos y cuatro naturales con clase. Naranjo entró a matar y dejó una delantera, perpendicular y contraria. Perdió las orejas con tres descabellos y, en cambio, escuchó un aviso. Lo aplaudieron al final.

No pudimos ir a Manizales. El año próximo, seguramente. Pero anhelamos desde ya la temporada bogotana, con Pablo Hermoso de Mendoza, Julián López El Juli, Sebastián Castella, Alejandro Talavante, Luis Bolívar y ese torero tan interesante que se llama Iván Fandiño.

No hay comentarios: