jueves, 27 de diciembre de 2012

En su salsa


Inicio del forzado de pecho de Javier Castaño. Foto: DR Reina

Cali se toma en serio eso de la fiesta. A las afueras de la plaza de toros de Cañaveralejo, multitud de gente en las denominadas “tascas”, que no son otra cosa que varias tarimas con orquestas o estridentes equipos de sonido tocando salsa y otros ritmos bailables, además de comidas variadas y ríos de alcohol (cerveza y aguardiente, sobre todo).
Dentro de la plaza la cosa no cambia mucho. En la corrida nocturna del 25 de diciembre, media plaza para ver a Antonio Ferrera, Paco Perlaza y Javier Castaño con toros de Puerta del Hierro, que pastan en el vecino departamento de Cauca.
Nos fuimos prácticamente en blanco en esta noche debido a la escasísima casta del encierro de la familia Estela, tal como ocurrió el año pasado, o tal vez peor. Desde el punto de vista estrictamente taurino, se salvan las ganas de agradar de Ferrera y las buenas maneras de Castaño. Lo mejor fue una vara breve pero potente al cuarto de la tarde en excelente sitio y que le hizo mucho bien al toro (“Islero”, d 464 K, castaño, capuchino y cornidelantero). Saludaron Ferrera en este cuarto y Castaño en el tercero.
Mientras tanto, en los tendidos, mucha bulla, mucho grito e imagino que mucho aguardiente, pues de otra manera sería muy difícil explicar el comportamiento de buena parte del público. La otra hipótesis, en verdad complementaria de la anterior, es el ansia enorme por divertirse de cualquier manera. En el primero, un manso desvergonzado, el griterío pasó, en cuestión de minutos, de “¡Negras! ¡Negras!” a “¡Música! ¡Música!”. Y no fue una broma.
En los altos del tendido 2, un grupo de 20 o 25 jóvenes vestidos con camisetas negras hacen las delicias de la concurrencia con altisonantes berridos de un interminable e insoportable “¡OOOOLEEEEEEEEE!” en los momentos más inesperados (en un cambio de tercio, al remate de una tanda de derechazos o cuando el matador va a tablas por la espada de verdad). Deben estar curándose la garganta, porque al festival de hoy 26 no vinieron. Menos mal.
Qué más da. La gente está en su salsa.

No hay comentarios: