sábado, 30 de agosto de 2014

"¡Esta plaza es nuestra!"

La fachada de la Santamaría recuperó su altivez (JCMC)

En una bella y soleada tarde bogotana, nos reunimos hoy unos 1,500 aficionados en frente de la Plaza de Toros de Santamaría para apoyar a los novilleros que desde hace poco menos de un mes están en huelga de hambre. Este acto desesperado ha sido propiciado por la soberbia de la administración Petro que, ignorando una ley nacional que permite las corridas de toros en el país, se niega a prestar este monumento nacional para lo que fue creado. A las 3:30 p.m. en punto, como en tardes de toros, comenzó el evento convocado por el maestro César Rincón.
Recibimos a cuatro novilleros que caminaron desde Sogamoso para sumarse a la huelga de hambre en Bogotá. Luego, sonó el himno nacional y fueron apareciendo, uno a uno, los huelguistas. Los aplausos para todos fueron conmovedores. Acto seguido, intervino brevemente el capitán Carlos Barbero, presidente de la Asociación de Ganaderos de Toros de Lidia.
Cerró el evento el maestro César Rincón. Estuvo en grande, como cuando estaba en activo. Alentó a los huelguistas. Reconoció que quienes somos aficionados a los toros somos una minoría, pero una minoría constitucional, y que por ende deben respetarse nuestros derechos.
Un emocionado César Rincón con los héroes de la Santamaría (JCMC)
Dijo que los huelguistas eran mucho más valientes de lo que jamás lo había sido él. Dijo que deberíamos seguir manifestándonos hasta lograr abrir la plaza, hasta hacer entender que hay algunos cuyos proyectos de vida están vinculados con la tauromaquia y que no deben ser estigmatizados.
Y remató con tono entusiasmado: “¡Esta plaza es nuestra! ¡De los novilleros que quieren llegar a ser toreros! ¡De los ganaderos que crían los toros de lidia! ¡De los toreros que quieren ejercer libremente su vocación! Pero, sobre todo, ¡esta plaza es de ustedes, de los aficionados bogotanos!”

Lo aplaudimos a rabiar y nos retiramos, como siempre, en paz.

No hay comentarios: