miércoles, 12 de noviembre de 2014

Allí estuvimos

Allí estuvimos, antes y durante la lluvia en esta plomiza tarde bogotana: un puñado de aficionados junto a areneros, músicos, subalternos, toreros, periodistas, miembros de las peñas taurinas, ganaderos y empresarios nacionales, mezclados con el embajador de España en Colombia, en el evento convocado para las 3:30 p.m. frente a la Plaza de Toros de Santamaría en Bogotá por el maestro César Rincón. El propósito: solidarizarnos nuevamente con los novilleros que llevan más de dos meses en huelga de hambre y reclamar, una vez más, otra vez de forma pacífica, el derecho constitucional que tiene una inmensa minoría de asistir a corridas de toros en la plaza de la ciudad. Otros más nos acompañaron desde Madrid y otras ciudades taurinas de Europa y América

El evento se retrasó poco más de media hora, a la espera de José María Manzanares, una de las máximas figuras del toreo en la actualidad y quien acaba de enterrar a su padre, el gran torero homónimo muerto el pasado 28 de octubre. Aceptaron la convocatoria los españoles Curro Vásquez (ya en retiro), Julián López El Juli, Miguel Ángel Perera, Juan José Padilla, Iván Fandiño, Miguel Abellán y Manuel Escribano; los mexicanos Octavio García El Payo y Diego Silveti; y el colombiano Luis Bolívar.

El evento fue conmovedor. Himnos aparte, empezó el nudo en la garganta con el aplauso liderado por las figuras a los anónimos huelguistas. Luego, las notas de “El gato montés”, que ojalá pronto vuelva a sonar para dar inicio al paseíllo en la Santamaría. Vino el minuto de silencio en homenaje a Manzanares padre y el llanto estrujado de su hijo. Acto seguido, las entrecortadas palabras del maestro César Rincón quien recordó que esta es su plaza y su casa, y que nadie puede arrebatársela, menos aún si no lo cobija la ley.

Tras las palabras de representantes de las peñas taurinas, los ganaderos y los periodistas; luego del saludo de cada una de las figuras presentes esta tarde; el periodista Guillermo Rodríguez Muñoz dio lectura al manifiesto escrito por Antonio Caballero en defensa de los toros en Bogotá y que ya firmaron Mario Vargas Llosa, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina y Daniel Samper Pizano, entre otros.

Al final, entre los aplausos, Andrés Manrique anunció que él y sus 13 compañeros darán fin en los próximos días a la huelga de hambre con la que pusieron en el cartel de los países taurinos a la solitaria Plaza de Toros de Santamaría, tan altiva pero tan golpeada por el abandono, y a la que todos esperamos volver muy pronto.

No hay comentarios: